Historia

Historia de la Provincia de Chile

Los Comienzos.

El 27 de junio de 1853 se firma en París un contrato entre Sr. Juan Bautista Etienne, Superior General de la Congregación de la Misión y de las Hijas de la Caridad y el Presbítero D. Joaquín Gandarillas, como delegado de Sr, Dr. Rafael Valentín Valdivieso, Arzobispo de Santiago de Chile y el Sr. D. Antonio Varas, Ministro del Interior y de Relaciones Exteriores de la República de Chile.

Es fruto de varios años de trámites. El 4 de febrero de 1847 un Decreto Supremo del Gobierno de Chile autoriza el establecimiento de la Congregación de la Misión en la República y se habla de mandar a Chile a 30 Hijas de la Caridad, 2 Capellanes y un Hermano lego.

El Artículo 5° de dicho contrato dice: “El Superior general se compromete a enviar a Chile los sujetos para fundar a Santiago una Casa Central de Misioneros y, de concierto con él, La Superiora General de la Compañía de las Hijas de la Caridad se obliga igualmente a dar suficiente número de Hermanas para fundar una Casa Central y para encargarse del servicio de los hospitales de San Juan de Dios, de San Francisco de Borja y del Asilo de Niños espósitos de la misma capital de Santiago.

En el presente año partirán dos Misioneros y un hermano para la Casa Central de la Congregación de la Misión, seis Hermanas para la Casa Central de las Hijas de la Caridad, doce para el hospital de San Juan de Dios, seis para el de San Francisco de Borja y otras seis para el asilo de expósitos. En el año siguiente partirán otros cuatro Misioneros.

El Artículo 8° del mismo contrato dice: “Los Misioneros que partirán en el presente año se ocuparán principalmente de suministrar los auxilios espirituales a las Hermanas, y aún a las personas de que éstas cuiden, en la medida que lo permita su corto número.  Cuando se halla establecido la Casa Central, podrán abrazar los otros ministerios de su instituto, prefiriendo siempre los que les sean recomendados por los ordinarios.”

El 17 de noviembre de 1853 partieron de Bordeaux en el barco “La Magellan” los Padres Raphael Dominique Sillére, Félix Benech y Hermano J. Marie Liegeois. En el mismo barco viajaban las 30 Hijas de la Caridad, después de 4 meses llegaron a Valparaíso, el 15 de marzo de 1854.

El Artículo 9° del contrato dice: “El Gobierno de Chile proporcionará a los Misioneros en Santiago una casa independiente proporcionada a su número decentemente amueblada. Tan luego como sea posible, tendrán los Misioneros una Iglesia o Capilla pública provista de los objetos que requiere el Culto Divino, en la que puedan, bajo la dirección del Ordinario, ejercer el Ministerio Sacerdotal.”  El Gobierno pidió al Arzobispado de Santiago que confiara a la Congregación una iglesia o capilla.  El 25 de noviembre de 1854 el Arzobispado por decreto entrega “la Iglesia i Sacristía de San Francisco de Borja, por el Cura Rector de San Lázaro, a cuyo cargo se encuentra, al Superior de la Congregación de la Misión de San Vicente de Paul, reverendo Padre Félix Benech”

La Iglesia se llamaba San Francisco de Borja porque en 1646 los Jesuitas la construyeron junto con un noviciado de ese nombre. “A fines del Siglo XVIII los Jesuitas fueron expulsados del país y el Rey de España autorizó al Capitán General de Chile para que aplicasen el claustro contiguo a la Iglesia de San Francisco de Borja, al servicio de las mujeres enfermas.  Más o menos por el año 1840, y siendo insuficiente el local para atender a los enfermos, se construyó el Hospital de San Borja (Alameda 160) y a él fueron trasladadas aquellas enfermas. El local desalojado lo ocupó el Gobierno para instalar en el un Hospital Militar y una Brigada de Gendarmes.”  Desde 1854 la Iglesia lleva el nombre de San Vicente de Paul.

Desde los primeros años los Padres de Santiago se dedicaban a dar misiones rurales en Ñuñoa, San Bernardo, Maipú, San José de Maipo, Codehua, Curacaví, Casa Blanca, Cartagena, Quillota, San Roque y Lampa”. El 18 de octubre de 1856 llegaron en el barco “San Vicente de Paul” los Padre Agustín Solacroup y Pierre Michel Daval y el Hno. Antoine Raun y 19 Hijas de la Caridad.  En 1857 el mismo barco arribó a Valparaíso con los PP. Antoine Damprun, Jean Baptiste Thielland y Hno. Nicolas Deberle y 48 Hijas de la Caridad.  Pero su destino fue el puerto de Callao en Perú y después Lima.  En París el 29 de mayo de 1857 se había firmado otro contrato y el 18 de septiembre del mismo año este grupo de misioneros había partido del Havre.

Así que los refuerzos de Francia se dividieron entre Chile y perú. En |860 llega el Padre Sanan a Santiago y el Padre Jourdain a Lima.

Otra obra de los Padres en Santiago fue la asistencia espiritual en las cárceles. El 14 de septiembre de 1858 salió el siguiente decreto: “El Presidente de la República ha decretado lo que sigue:….. se autoriza al Superintendente de la Cárcel penitenciaria para que ponga a cargo de los Misioneros de San Vicente de Paul la enseñanza moral y religiosa de los detenidos en el establecimiento, cesando en sus funciones de capellán Fray Jerónimo Pacheco desde el día en que los mencionados misioneros principien a prestar su servicio y desde el mismo la Tesorería General abonará al misionero Rafael Seiler (Sillère) la asignación de veinticinco pesos mensuales que se conceden para los gastos de la traslación diaria de un misionero, cuando menos, de la Casa Central de la Comunidad a la penitenciaria,”

El 15 de marzo de 1862 se funda la segunda casa de Misioneros en Chile en La Serena al lado de la Iglesia “Santa Agnés”.

P. Félix Benech (1862-1886)

El 15 de mayo de 1862 el Superior General, Padre Etienne, erige la Provincia de Chile y nombra  como primer Visitador de la misma al P. Félix Benech. La patente, extendida para certificar el nombramiento del Visitador habla de la «Provincia de la República de Chile y de la República del Perú«, sin embargo, documentos posteriores hablan simplemente de la «Provincia de Chile«. En una carta con fecha de 30 de enero de 1863, el P. Etienne designa el primer Consejo Provincial: 1er. Consejero: Antonio Damprum; 2° Consejero y Admonitor: Rafael Sillère; 3er. Consejero: Paul Maynier; 4° Consejero: Antoine Corgé; y Ecónomo Provincial: Agustín Solacroup.

La Casa de La Serena no duró mucho. Un decreto del Obispado con fecha 21 de diciembre de 1864 dice: “No habiendo podido cumplir hasta ahora por parte de los superiores de la Casa de la Congregación de la Misión de S. Vicente de Paul, las condiciones estipuladas en su fundación a saber: el que haya en dicha casa cuatro sacerdotes de idoneidad y aptitudes, para que dos de ellos alternándose se ocupen constantemente en el discurso del año en las misiones de la diócesis, y habiéndonos expuesto además a nombre del Superior general de dicha Congregación, que debiendo emplearse dos de los misioneros en el servicio del Hospital de enfermos de esta Ciudad y ser destinados a otros dos para el Hospital de Copiapó, no puede subsistir por más tiempo la casa de la Congregación establecida en esta Ciudad, con el objeto expresado de ocuparse constantemente en las misiones de los campos de la diócesis; venimos en suprimir y declarar suprimida la mencionada casa de misioneros de S. Vicente de Paul fundada en esta Ciudad…”

Pero, dos años después en 1867, los misioneros van a Concepción para establecer una casa para dar misiones y encargarse del servicio religioso del hospital donde están las Hijas de la Caridad. Los cohermanos iban siempre acompañando a las Hermanas en sus obras (principalmente hospitales) y dando misiones.

Mientras tanto en Santiago, en cumplimiento del Art. 9° del contrato de 1853, el 30 de julio de 1869, se tomó un acuerdo entre el Gobierno, la Junta de beneficencia y la Congregación de la Misión para que ésta construyera su Casa Central en el terreno adyacente a la Iglesia San Vicente y la mantuviera allí “mientras la Congregación permanezca en Chile, ejerciendo su ministerio.” Terminada la construcción,  la Comunidad se trasladó en 1871 de una casa que provisionalmente arrendaba en un punto cercano, al local construido.

El 7 de febrero de 1872, el Obispo de Concepción escribe una carta al Padre Benech: “Me sería altamente grato que la Congregación de los Sacerdotes de la Misión, fundada por el Glorioso San Vicente de Paul estableciera una casa en la ciudad de Chillán. Abrigo la convicción de que esta obra, una vez realizada, producirá grandes bienes en mi Diócesis, tan escasa de operarios evangélicos que se consagren a la evangélica tarea de las misiones rurales”. El contrato es firmado el 18 de marzo y los Padres se trasladan de Concepción a Chillán el mismo año.

Hubo inquietudes sobre el asunto de vocaciones. En el Consejo Provincial de abril de 1881 se habla de la posibilidad de fundar una Escuela Apostólica en Chillán y un Seminario Interno en Santiago.  Pero falta personal.  Aparentemente desde el comienzo la Provincia sufría de la escasez de personal.  El Acta del Consejo del 17 de septiembre de 1883 dice “El estado de personal de la Provincia está bien deplorable…. Se decidió exponer al Superior General la situación precaria de personal a fin de que se viera dispuesto a mandar algún refuerzo”.  En aquel tiempo la Provincia tenía 2 casas en Chile (Santiago y Chillán) y 3 en Perú (Lima, Arequipa y Trujillo).

P. Justine Delaunay (1886-1901)

El P. Justine Delaunay había nacido en Vitry-le-Francois, Departamento de la Marne, Francia, en 1838. Fue ordenado sacerdote en 1863 y llegó a Chile en 1865.

Durante su mandato no hubo nuevas fundaciones de casas de los Padres, pero sí de las Hermanas. Cuando falleció el P. Delaunay, el 26 de diciembre de 1901, la prensa publicó un artículo sobre su vida.  En parte decía: “Durante la guerra del 79, el Padre Justino atendió con sin igual solicitud a todos los preparativos de los elementos con que debían marchar a la campaña las monjas que iban a servir en las ambulancias (los Padres también fueron como capellanes); y después, cuando los heridos llegados a Santiago ya estaban mejor de sus heridas, se veía al padre Justino que, con un cariño verdaderamente paternal, los sacaba a tomar el fresco de la tarde, en los carros urbanos.

Y allá por el año 1886, cuando el cólera diezmaba nuestra población, el Padre Justino, no satisfecho con multiplicar su asistencia y prodigar los consuelos de la religión a los desgraciados que caían víctimas del terrible flagelo, recurrió a los conocimientos médicos que había adquirido en Europa y logró combinar las formulas para arreglar una bebida que entonces conocimos bajo el nombre de “Licor del Padre Dalaunay” y que obró prodigiosas curaciones, contribuyendo a neutralizar los efectos y a disminuir las víctimas de la horrorosa epidemia.”

El mismo P. Delaunay dijo que “ durante las epidemias de la viruela y del cólera, seis de los padres fueron a hacerse cargo de las ambulancias durante dos años, sin recibir sueldo alguno, ni siquiera gratificaciones por los viajes que durante el cólera, hicieron por toda la República.

P. Mario Fargues (1905-1924)

Después de la muerte del P. Delaunay, el Superior general, P. Fiat, demoró más de 3 años en nombrar un nuevo Visitador y después, 14 meses más, antes de nombrar un Consejo. Durante el período del P. Fargues, la ahora llamada Provincia del Pacífico toma a su cargo 3 seminarios en Bolivia (La Paz, Sucre y Cochabamba) y una Escuela Apostólica en Lima.

En 1910, se cierra la casa de los Misioneros en Chillán “por falta de personal”. Pero las obras de las vocaciones empiezan a dar su fruto y se ordenan los primeros sacerdotes chilenos en 1911 Egidio Figueroa, en 1912 Troncoso y en 1913 Emilio Caracuel, sin contar los neo-sacerdotes del Perú.  Y vienen refuerzos de afuera.  En 1913, hay 17 Padres y 5 Hermanos en Santiago, 7 Padres en Valparaíso (casa de misiones y parroquia fundada en 1912), 11 Padres y un Hermano en Bolivia y, 2 Obispos y 8 Padres en Perú.

Pero pocos años después, durante la Primera Guerra Mundial, 12 Padres de Francia son llamados a su patria para servir.

En 1914, los cohermanos de la Provincia de Barcelona comienzan a aumentar la presencia vicentina en Perú, con la fundación de una casa en Puno. Establecen varias casas más y en 1917 se forma la Vice-Provincia de Barcelona en Perú que tiene existencia hasta 1951, cuando las casas son entregadas a la Vice-Provincia de Los Andes (1940-1955) de la Provincia de Madrid.

El 12 de marzo de 1917 comienza el Seminario Interno en Los Guindos (Ñuñoa) -hoy Comuna de la Reina- en el terreno donde estaba antes la “casa campestre” de la Casa de Santiago. Antes, el Seminario Interno estaba en la Casa Central y por algún tiempo en Esmeralda de Colina. El año siguiente, la casa de Ñuñoa pasa a ser también el estudiantado de la provincia del Pacífico.  El 26 de febrero llegan los primeros seminaristas (5) de Argentina y un candidato para hermano.  (Desde 1903 se hablaba de formar un seminario común para las cuatro Provincias de América del Sur: Pacífico, Argentina, Ecuador y Colombia).

La Provincia del Pacífico empieza a ser una Provincia “Internacional”. En 1920 hay 45 sacerdotes y 3 hermanos.  Los países de origen de los sacerdotes son: Francia (14), Holanda (9), Chile (4), Perú (3), España (2), Ecuador (2), Suiza (1), Rusia (1), Argentina (1), Bolivia (1), Italia (1), Luxemburgo (1), Alemania (1), El Salvador (1) y tres cuyo país de origen se desconoce.  Este mismo año la Provincia cuenta con 19 estudiantes y 5 candidatos para hermano.  En 1912 se forma la Provincia de Holanda de cohermanos que van a trabajar en China y Bolivia.  El mismo año, los holandeses toman los 3 seminarios de la Provincia del Pacífico en Bolivia.  Mientras tanto, los cohermanos en Chile siguen atendiendo las necesidades espirituales de las Hijas de la Caridad. El calendario de retiros para el año 1922 es el siguiente: Concepción (6 Enero): P. Visitador; Hosp. Salvador (22 Ene): P. Houllier; Hosp. San Vicente (5 Feb): P, Felhoen; Hosp. De Chillán (16 Feb): P. Ortiz; Casa central (6 Marz): P. Visitador; Hosp. San Borja (25Marz): P. Bonhoure; La Serena (Oct) y Copiapó (Oct): P. Rouyer. En 1922 la Provincia toma a su cargo la Oficina de la Propagación de la Fe en Chile. El Padre Olivier es el Director.

P. Gustav Houllier (1924-1926)

El tener casas en dos países (Perú y Chile) comienza a crear dificultades. El Consejero de Perú casi nunca asistía a las reuniones del Consejo Provincial.  Se había hablado de dividir la Provincia en dos, de anexar las casas de Perú a la Vice-Provincia de Barcelona en Perú, etc., pero nada se hace en concreto.

En enero de 1926 el Consejo debate un problema, que a algunos preocupaba. Había un Hermano llamado Henri Simon, que tenía un negocio de relojería, con el que aportaba buenos ingresos económicos a la Casa Central. La cuestión era si este negocio era canónicamente lícito. Aparentemente no hubo una resolución sobre ese tema.

P. Etienne Standaert (1927-1941)

En 1927 se decide no tener dos escuelas apostólicas en Chile. Queda sólo la de Ñuñoa y se suprime la de la Casa Central en Santiago.

Siguen las actividades misioneras. Un grupo trabaja en Chañaral en 1928.  En 1930 la provincia está a punto de tomar el seminario menor de Rancagua, pero surgen algunas dificultades.

En 1928 la Provincia adquiere una propiedad en Navidad para vacaciones, la que fue vendida en 1943.

En 1933, la Provincia de Madrid establece una casa en Arica y en 1935 una en Iquique. En estos años surge de nuevo la idea de entregar las casas peruanas a los españoles. El Consejo del 25 de diciembre de 1933 habla de la posibilidad de que Madrid tome a su cargo toda la Provincia del Pacífico, pero esta idea es rechazada por el Superior General, en 1934.

En 1933, tres de los cuatro miembros del equipo misionero se encargan de la parroquia “Todos los Santos” en Talcahuano.

En 1935, la Escuela Apostólica se traslada de Ñuñoa a una nueva casa en Limache, pero hay pocos alumnos.

En 1937 se hace notar que en el Seminario en Ñuñoa, hay 7 seminaristas argentinos y un solo chileno. Se despierta la inquietud sobre el asunto de vocaciones y en 1939 se nombra un Director general (provincial) de Vocaciones.  Además se insiste, en 1941, en que cada casa tenga un cohermano encargado de esta obra.

El 10 de diciembre de 1940, los seminaristas argentinos se trasladan para recibir la formación en su propia provincia. Se decide mantener la casa de Ñuñoa a pesar de los pocos estudiantes.

En la sesión del consejo provincial, celebrada el 4 de diciembre de 1939, el Visitador P.  Standaert, anuncia que su salud está quebrantada, que irá a la casa de Playa Ancha, para cuidarse y que permanecerá allí hasta fin de mes. Sin embargo, su enfermedad se prolongó, hasta causarle la muerte el 28 de julio de 1941, encontrándose aún en la casa de Playa Ancha.

P. Luis Felhoen (1941-1946)

El P. Luis Felhoen, debió asumir interinamente la conducción dela Provincia, durante la enfermedad del P. Standaert y muerto éste, fue nombrado en propiedad Visitador de la Provincia, el 31 de julio de 1941, tomando posesión el día siguiente.

En 1942 quedan sólo dos estudiantes en la Casa de Ñuñoa, por lo que se decide el cierre de la misma. En los años posteriores, los seminaristas van a Colombia y a Ecuador para su formación.

Se establece en 1944 el equipo misionero con los Padres Humberto Abarca y Lagos.

P. Manuel Godoy (1946-1952)

El P. Manuel Godoy fue el primer visitador nacido en Chile. Se cuenta que su nombramiento no estuvo exento de problemas y que cuando llegó la patente algunos se resistieron a aceptarlo como Visitador y le «escondieron la patente»

Durante este período cierra, en 1948, la casa de Talcahuano, por falta de personal. Habían salido varios cohermanos con la dispensa de los votos y por otros caminos.

Se entra en conversaciones para conseguir para Chile los cohermanos y seminaristas yugoslavos que habían salido de su país por causa de los problemas internos.

Durante una Asamblea General, en París, el P. Manuel Godoy se entrevista con el Visitador de Holanda, consiguiendo que vinieran a nuestra Provincia los dos primeros misioneros holandeses, los PP. Guillermo Fennis y Juan Rens, a los que les seguirían Miguel van de Pas y Juan Matheusen.

 

P. Enrique Padrós Claret (1952-1964)

En el año 1952, el Superior General designa Visitador de la Provincia, al P. Enrique Padrós Claret, que había nacido en Berga – Cataluña, en 1913 y había sido ordenado sacerdote en 1938. Había sido misionero en China durante 12 años y luego de ser expulsado de ese país, fue enviado a Chile.

En 1951 el equipo misionero se divide en dos grupos: uno de Santiago y otro de Playa Ancha en Valparaíso.

El acta del Consejo de 21 de septiembre de 1951 dice: “El Superior General ofrece 2 cohermanos eslovenos regresados de China para nuestra provincia, los que llegarían al país en el mes de noviembre próximo”. De 1951 a 1953, tres cohermanos yugoslavos trabajan en una parroquia en Punta Arenas.

En 1954 la Provincia toma a su cargo una Escuela Agrícola en Graneros “ a fin de conseguir niños para la Escuela Apostólica” entre otros motivos. También sirve como casa para los misioneros del campo. En 1958, la Provincia del Pacífico entrega sus casas en Perú  (Lima, Arequipa y Cajamarca)a la Provincia de Perú (nacida en 1955 de la Vice-Provincia de los Andes de Madrid).  Una Carta del Superior General (16 de julio 1958) dice que la Provincia puede continuar siendo independiente, a pesar de las pocas casas porque “para las provincias constituidas antes de 1953 no se requiere el número de seis casas.”

En septiembre de 1959, por primera vez un Superior General visita la Provincia de Chile. se trata del P. William Slatery, quien inicia en nuestro país las celebraciones por los 300 años de la muerte de San Vicente de Paúl. El sucesor de San Vicente visita las distintas obras de la Provincia y también visita a las Hijas de al Caridad, como lo atestigua la crónica, que fue publicada en la revista Anales de la Misión.

En 1961 se forma de una parte de la parroquia San Vicente de Valparaíso una nueva parroquia (Medalla Milagrosa). El mismo año la Iglesia de la Casa Central de Santiago llega a ser parroquia.

En 1962 se traslada la Escuela Apostólica de Limache a Macul y allí también se establece la Parroquia Santa María Reina del Mundo, que primero tendrá su sede, junto a la Escuela Regina Mundi y luego se establecerá en un galpón, en la Plaza de recién construida Vila Macul. Su primer párroco será el P. Guillermo Fennis.

En 1963 de la Asamblea Provincial sale un “postulatum”: “Ut annexetur Provincia Pacifici seu Chiliensis, tanquam Vice-Provincia autonoma ad alterum Provincium Americanam (du Nord), sirve Orientalem sive Occidentalem, vel aliam Provinciam”.

P. Ray Francis Ruiz (1964-1969)

Como consecuencia, entre otras razones, del mencionado postulado de la Asamblea Provincial de 1963, el Superior General nombra en 1964, al P. Ray Francis Ruiz, de la Provincia Occidental de los Estados Unidos, como nuevo Visitador de la Provincia. Se trataba de un «intercambio» entre ambas provincias, por lo que junto al P. Ruiz vinieron otros tres misioneros dela Provincia norteamericana y a cambio de eso, dos misioneros de la Provincia del Pacífico debían ir a los Estados Unidos, pero finalmente fue uno solo, el P. Teófilo Navarro.

En 1965, al entregarse las casas del Perú, la Provincia del Pacífico vuelve a denominarse Provincia de Chile.

En 1966 se cierra la casa de Graneros y se toma la parroquia y colegio de Pichilemu, donde se permanecerá hasta 1980.

En 1967 se traslada la Casa Central de la Alameda a Vergara 50, done permanecerá hasta 1982, cuando volverá a establecerse en los restos de la antigua construcción de Alameda 1632, junto a la Iglesia San Vicente de Paúl.

En 1968 se cierra la Escuela Apostólica en Macul, por una decisión discutible “a causa de los pocos alumnos”, pero que obedece sobre todo a que estos  estos alumnos ya habían concluido sus estudios secundarios y cursaban la filosofía, sin que los estudios anteriores tuviesen reconocimiento legal.

También en 1968, el Visitador, P. Ruiz, junto a los PP. Miguel van de Pas y José Bogliolo, viajan  a Roma para participar en al Asamblea General, que habría de poner en sintonía las Constituciones de la C.M. con las reformas emanadas del reciente Concilio Ecuménico Vaticano II. Como esta Asamblea se desarrolló en dos sesiones, durante el tiempo intermedio, el P. Ruiz viajó a EE.UU. donde falleció en 1969.

Una vez concluida la Asamblea, el P. Miguel van de Pas volvió con el encargo de dirigir transitoriamente la Provincia, hasta el nombramiento del  nuevo Visitador.

P. Robert Schwane (1969-1978)

A finales de 1969, el Superior General nombra Visitador de la Provincia de Chile al P. Robert Schwane, también de la Provincia Occidental de los Estados Unidos

En 1971 se entrega la Parroquia de la Medalla Milagrosa en Valparaíso al Obispado por falta de personal. El mismo año la Provincia participa en la formación de la CLAPVI (Conferencia Latinoamericana de Provincias Vicentinas).

En 1976 se abre un Estudiantado en Valparaíso, con cinco estudiantes, bajo la dirección del P. Francisco Sampedro. Para ello se compra una casa ubicada en la calle Pedro León Gallo de Playa Ancha, la que se pondrá bajo el patrocinio de San Justino de Jacobis, que había sido canonizado el año anterior. Los estudiantes fueron Carlos de la Rivera Rojas, Patricio Durán Kokisch, Jorge Manríquez Villagrán, Bernardo Solar Vargas y René Verdugo Bustos, de los cuales llegarían a ordenarse Carlos de la Rivera y Jorge Manríquez. Los estudios de teología los tomaron en el Instituto de Teología de la Universidad Católica de Valparaíso y los de filosofía, que se seguían en forma paralela, se impartían en casa, con profesores contratados para tal efecto. Esta casa continuará cumpliendo esta misión hasta 1982, en que se traslada el Estudiantado a Santiago, siendo reabierta para el Propedéutico en 1998 y cerrándose definitivamente en 2013, por la falta de  vocaciones. También fue sede del teologado y del seminario Interno, en distintos momentos.

 El 1 agosto de 1977 comienza el Seminario Interno en la ex Escuela Apostólica de Macul, con cinco seminaristas y bajo al dirección del P. Víctor Rodríguez.

P.  Estanislao Boljka (1979-1983)

El P. Estanislao Bojka, de nacionalidad eslovena, que había trabajado en Ecuador y en Argentina, fue llamado por el Superior General, P. James Richardson, para hacerse cargo de la Provincia de Chile, a fines de 1979.

Durante la administración del P. Estanislao Boljka se produjeron las primeras ordenaciones diaconales y sacerdotales, después de 13 años y frutos de la nueva experiencia de formación en la provincia. Se trata de los Padres Carlos de la Rivera y Jorge Manríquez.

En 1980 se vuelve a establecer la Casa Central en Alameda, suprimiéndose a la vez la parroquia que se había erigido allí.

Se entrega la parroquia se Pichilemu y se toma la de Perquenco, donde desde hacía un tiempo trabajaba el P. Andrés Prebil.

P. Antonio Elduayen (1983-1989)

El P. Antonio Elduayen, de nacionalidad española y perteneciente a la Provincia del Perú, donde había sido Visitador, es nombrado por el Superior General, P. Richard Mc Cullen, Visitador de la Provincia de Chile, por un sexenio, a partir de junio de 1983. Durante su mandato, la Asamblea Provincial insistirá en una iniciativa ya presentada con anterioridad, en orden a que el Visitador fuese elegido por los miembros de la provincia, la que había sido rechazada por el Superior General. Esta vez, sin embargo, la propuesta es aprobada, fijando además un primer mandato de tres años, con la posibilidad de una sola reelección inmediata, por otros tres años. Por tal razón el P. Elduayen convocará a la primera elección en 1986, al cumplirse los tres primeros años de su mandato, siendo reelecto para un segundo mandato, hasta 1986.

Una de sus primeras decisiones tuvo que ver con la formación, estableciendo la sede de la antigua Escuela Apostólica de Macul, como única casa de formación, cerrando por lo tanto, la Casa san Justino de Jacobis en Valparaíso y el Postulantado San Lázaro de Alameda. Sucesivamente, se establecerá allí mismo el Seminario Interno y el Teologado, por lo que en 1985, se construye un nuevo edificio, junto a lo construido a comienzo de los años 60.

A la Casa San Justino de Jacobis se la dedicará a ser residencia de una bina misionera, establecida en 1984, pero que tendrá una duración efímera, por lo que la casa, posteriormente, será arrendada.

A las casas ya existentes se agrega, durante este período, la Casa de Los Angeles. En esa ciudad se asume la atención pastoral de la Parroquia santa María Madre de la Iglesia, a partir del año 1985.

En septiembre de 1985, visita la Provincia el Superior General, P. Richard Mc Cullen, quien visita cada una de las casas y también algunas de las Hijas de la Caridad. Su visita fue motivo de gran alegría y de un incentivo para continuar la tarea que se estaba realizando.

En 1986, se vuelve a abrir el Seminario Interno, en la Casa de Macul, con 9 seminaristas, de los cuáles dos llegarán a ordenarse como vicentinos y uno como diocesano. Ofició como Director del Seminario el P. Jaime Corera de la Provincia de Zaragoza, quien volverá a ejercer este oficio en la provincia en 1989.

Durante su segundo trienio, es elegido para presidir la Clapvi, tarea que ejerce con gran competencia. Al final de su mandato, se le nombrará Secretario Ejecutivo de la misma Clapvi, cargo que ejercerá sólo unos pocos meses, ya que posteriormente fue nombrado Director Provincial de las Hijas de la Caridad, oficio incompatible con el anterior.

En 1986, el P. Carlos de la Rivera es enviado a realizar estudios de especialización en Teología Moral, en la Academia Alfonsiana de Roma.

P. Víctor Rodríguez (1989-1992)

Para suceder al P. Antonio Elduayen fue elegido, el P. Víctor Rodríguez, segundo visitador chileno. Había nacido en Concepción, el 27 de noviembre de 1940 e ingresado en la Congregación el 10 de junio de 1960. Fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1969.

Durante su mandato se construye la nueva Casa Central en Alameda, la que es inaugurada y bendecida por el Superior General, P. Richard Mc Cullen, en su segunda visita a Chile, el 10 de diciembre de 1990, mismo día en que el Cardenal Raúl Silva Henríquez, Arzobispo emérito de Santiago, confirió la ordenación diaconal a los estudiantes Fernando Macías y Mario Villar, en la Iglesia San Vicente de Paúl, junto a la Casa Central.

En 1992 se establece el Seminario Interno en la Parroquia de Teno, que se había asumido ese mismo año, en convenio con el Obispo de Talca. Fue Director del Seminario el P. Marlio Nasayó, de la Provincia de Colombia.

P. Francisco Sampedro Nieto (1992-2001)

En mayo de 1992, el Superior General, luego de dos votaciones infructuosas y una consulta a la provincia, nombra como nuevo Visitador al P. Francisco Sampedro, que había nacido el Orense-España, el 19 de julio de 1941 y había sido ordenado sacerdote el 23 de junio de 1968.

Inmediatamente de haber asumido su nuevo oficio, debió viajar a Roma, para participar en la Asamblea General, junto al P. Gerardo Díaz, que había sido elegido como delegado.

Fueron Asistentes del Visitador, durante el mandato del Padre Sampedro, los PP. Carlos de la Rivera, en los dos primeros trienios y el P. Fernando Macías, durante el tercer  trienio.

Durante este período se restableció la Casa San Justino de Jacobis, en 1999, convirtiéndose en sede del Propedéutico. También se estableció la Comunidad de Sucre en Bolivia y se asumió la atención de la Parroquia san Columbano en la Zona Sur de Santiago, donde se constituyó otra Comunidad local. Por otra parte, en Valparaíso, a petición del Obispo, Monseñor Jorge Medina, se volvió a asumir la Parroquia Medalla Milagrosa, durante tres años (1994-1997).

El P. Sampedro solicitó al P. General el reconocimiento como «afiliados a la Congregación» al Obispo Auxiliar de Santiago, Don Sergio Valech, amigo y colaborador de la Congregación y a las profesoras Ana Canessa y Nelda Durán, de la Parroquia San Vicente de Paúl de Playa Ancha, fieles colaboradoras en esa parroquia, al igual que sus respectivas mamás, Doña Ana Renzi y Doña Alejandrina Arias.

Junto a los Visitadores de Argentina y el Perú,  se acuerda establecer un Seminario Interno interprovincial, afianzando una primera experiencia que se había tenido durante el año 1990. Se llamará el Seminario Interno del Cono Sur y se complementará con misiones que se realizará en conjunto en los distintos países. El Seminario por tres años en cada Provincia, en forma rotativa. En Chile se tendrá entre 1999 y 2002. Por esta razón será necesario, una vez más, ampliar la Casa de Macul, construyéndose un pabellón para los estudiantes de teología en el extremo norte, colindante con las instalaciones de la Iglesia San Sebastián.

En 1998, el P. Sampedro asistirá a una segunda Asamblea General, en calidad de Visitador. Esta Asamblea tendrá como tema principal la Familia Vicentina. Para ser fieles a los postulados de la Asamblea General, el P. Francisco Sampedro, convocará a las distintas ramas de la Familia Vicentina y establecerán la Comisión Nacional de la Familia Vicentina en Chile, Conafavich.

Durante su mandato, el P. Francisco Sampedro fue Presidente de Clapvi.

P. Carlos de la Rivera Rojas (2001-2010)

El 6 de diciembre de 2000, el Superior General, P. Robert Maloney,  confirmaba la elección del P. Carlos de la Rivera, como nuevo Visitador de la Provincia. Había nacido en Valparaíso, el 15 de enero de 1957, había sido admitido en la Congregación el 1 de agosto de 1977 y había recibido la Ordenación Sacerdotal el 27 de noviembre de 1982.

El inicio de su servicio de Visitador fue el 25 de enero de 2001, según se había acordado entre el anterior Visitador y su Consejo, con anterioridad a la elección y como una manera de resaltar el aniversario del Primer Sermón de la Misión.

Acogiendo una solicitud del Arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Bernardo Cazzaro, se comenzó con una obra en esa ciudad. El había pedido que dada la presencia de las Hijas de la Caridad y de la Sociedad San Vicente de Paúl, en la arquidiócesis, la Congregación pudiese establecerse allí y hacer una presencia Vicentina más plena. Ofreció una capilla -junto al Colegio Ozanam, de la SSVP- que se llamaba San Alberto Hurtado (Así se llamaba también el sector). La idea es que ahí mismo se construiría una Iglesia y la Casa para los misioneros y se constituiría la Parroquia San Vicente de Paúl. Sin embargo, el cambio de obispo dificultó las cosas y a pesar de que se construyó al casa, nunca se constituyó la parroquia y la obra nunca pudo auto-sustentarse. En 2007 las misioneros se retiraron y el obispo constituyó la «Parroquia San Alberto Hurtado».

En marzo de 2002, se erigió la Casa canónica San Justino de Jacobis, en Valparaíso, donde antes había funcionado el Estudiantado y luego el Propedéutico. Durante este período vuelve a ser Propedéutico y por breve tiempo fue la sede del Teologado.

En 2004, se celebra los 150 años de la llegada a Chile de los primeros tres misioneros, junto a 30 Hijas de la Caridad, Las celebraciones fueron organizadas por una. comisión compuestas por misioneros, hijas de la Caridad y laicos. Hubo un año de preparación y las celebraciones propiamente dichas comenzaron el 27 de noviembre -fiesta de la Milagrosa- de 2003, con una Eucaristía en la Capilla de la Casa Provincial de las Hermanas. El momento culminante tuvo lugar en Valparaíso, el 15 de marzo de 2004 -día en el que se cumplían exactamente los 150 años- y tuvo tres momentos: un acto «cívico-litúrgico», en el Muelle Prat, con la presencia de padres, hermanas, laicos y autoridades, luego de lo cual los invitados se trasladaron a la Catedral de la ciudad, donde el entonces Obispo de Valparaíso, Monseñor Gonzalo Duarte, presidió una solemne Eucaristía, a templo repleto. Por la tarde y luego de un almuerzo en el Club Naval, se tuvo un acto artístico-cultural, en el Salón de Honor del Congreso Nacional, el que había sido conseguido por la entonces Presidenta de la Cámara de Diputados, Isabel Allende Bussi. La clausura del año de celebraciones tuvo lugar el 28 de noviembre, en el Templo Votivo de Maipú, donde se tuco una masiva Eucaristía, presidida por el Superior General, P. Gregory Gay.

En Noviembre de 2004 visitó la Provincia, por primer vez, el nuevo Superior General, P. Gregory Gay, que había sido elegido eh la Asamblea General, celebrada en Roma en junio del mismo 2004. En es avista no sólo presidió la clausura de las celebraciones del sesquicentenario, sino que se reunió con los misioneros y con las hijas de la Caridad, saludó al Cardenal Arzobispo De Santiago, Francisco Javier Errázuriz y asistió a una sesión de la Cámara de Diputados, en que se rindió homenaje a ambas Congregaciones Vicentinas, por su trabajo durante 150 años en Chile, luego de lo cual fue recibido, junto a su comitiva, por el Presidente de la Cámara.

Durante este período se celebró tres Asambleas Provinciales (2001, 2003 y 2009). en la primera de éstas, se reformuló las Normas Provinciales, dándosele una estructura más en consonancia con las Constituciones y Estatutos. En la de 2003, se modificó la norma que habla del Proyecto Provincial, el que a partir de ahí es elaborado por la Asamblea Provincial. También, a partir de esa Asamblea, de instituye las jornadas anuales de formación permanente. La Asamblea de 2009, hace algunas modificaciones de las normas para la elección de los consejeros del Visitador.