Historia Casa Central

Ubicada en la Alameda de Las Delicias, con salida también por calle Alonso Ovalle, esta propiedad de 2583 metros cuadrados, fue la primera casa de la Congregación de la Misión en Chile. Allí se instalaron los misioneros a su llegada a Chile, el año 1854. Incluía una Iglesia, que estaba bajo el patrocinio del santo jesuita, Francisco de Borja y posteriormente recibiría el título de San Vicente de Paúl.

Había sido el noviciado de los jesuitas, antes de su expulsión del Reino de España. Posteriormente pasó a manos de la Corona y luego a las del Estado chileno, a través de la Sociedad de Beneficencia, la que la entregó en usufructo a la Congregación.

Cuando, en 1862, se funda la Provincia de Chile, esta casa pasa a ser la sede del Visitador –quien además era el Director de las Hijas de la Caridad- y de la Curia Provincial. La casa fue acondicionada para las obras proyectadas. La Iglesia fue remodelada con el nombre de San Vicente de Paúl, al estilo francés, con ayudas venidas de París y de la colonia francesa residente.

En esta casa se organizó las primeras misiones y residió el primer grupo de misioneros, lo que le valió ser la sede de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fé. Aquí también funcionó la primera Escuela Apostólica de la Provincia de Chile.

En 1942, debido a que nunca se había legalizado la propiedad del inmueble, las autoridades del país, solicitaron que la Congregación comprara la propiedad o bien la devolviera al Estado. Así, la Congregación debió comprar esta casa, para lo cual debió vender la Casa de Ñuñoa, que primero había sido casa de campo de la Comunidad de al casa Central y luego la sede del Estudiantado, Seminario Interno y Escuela Apostólica.

En 1961, la iglesia San Vicente de Paúl, fue erigida parroquia y en 1964, el P. Francis Ray Ruiz, Visitador de la época, trasladó la Casa Central a la calle Vergara 50, a una casa señorial que se compró para tal efecto. En Alameda quedaría sólo la parroquia y los padres a cargo de ella. Posteriormente quedó sólo un padre para la parroquia y se suprimió la casa canónica

Habiendo quedado abandonada gran parte de la casa, se aceleró el deterioro y posteriormente fue demolida, excepto las dependencias que eran paralelas a la iglesia hasta Alameda. Además se vendió una parte con salida a Alameda a los Padres Paulinos y también los edificios de departamentos, que se había construido por Alonso Ovalle. También se transformó la Iglesia, sacando imágenes de santos y altares laterales.

En 1980, se suprime la parroquia, que no había tenido mucho éxito y en 1981, el Visitador Estanislao Bojka decide volver con la curia provincial a los restos de de casa que aún estaban en pie en Alameda, arrendándose la casa de Vergara. En 1983, se establece un “postulantado” que funcionó en los altos de la sacristía.

En 1985, visita la provincia el entonces Superior General P. Richard Mc Cullen, quien medio en broma y medio enserio, dijo que ésta era la peor casa (en cuanto a lo físico), que había conocido en toda la Congregación.

Seguramente esta opinión del sucesor de San Vicente aceleró los planes para la construcción, en este mismo sitio, de la nueva casa central, Los trabajos comenzaron en 1989 y su inauguración tuvo lugar en diciembre de 1990, con la presencia del P. Richard Mc Cullen, quien realizaba su segunda visita a la Provincia.